¡Qué impotencia!

Actualizado: 5 de mar de 2019




En esta publicación contaré una experiencia personal con la que muchos os vais a identificar, pues es una práctica común el abuso del consumidor por parte de las empresas de telefonía e internet, entre otras.


Solicitamos una portabilidad de los servicios de móvil, fijo e internet pues teníamos una oferta mucho más ventajosa. Al mes siguiente nos cargan una factura desorbitada, por lo que nos ponemos en contacto con el servicio de “desatención al cliente”, por llamarlo de alguna manera:


"-Indique el nº sobre el que desea realizar la consulta…..

-No le hemos identificado, diga o pulse uno a uno los números de su documento…

-Soy su asistente virtual….¿En qué puedo ayudarle?

-Quiero consultar mi factura..

-Disculpe, no le he entendido, debe indicar el motivo de su llamada.

-HABLAR CON UN AGENTE

-Indique el motivo de su llamada

-HABLAR CON UN AGENTE

-De acuerdo, le paso con un agente .

-Buenos días, mi nombre es….¿En qué puedo ayudarle?

-Quiero que me explique la factura y que me envíe una copia.

- Tiene Ud. una App donde la puede consultar.

-Ya, pero como no soy cliente, no puedo acceder…

-De cuerdo, se la envío al e mail ¿Desea algo más?

-Sí, saber por qué me cargan ese dinero.

- disculpe, le pongo en espera…..

-Sí, el cargo es una penalización por rescisión del contrato.

-¿CÓMOOOO? SI NUESTRO COMPROMISO DE PERMANENCIA ACABÓ EN AGOSTO

-Ya pero le hicieron un descuento que Ud. aceptó.

-No hemos aceptado su contraoferta, sólo la escuchamos, así que envíeme la grabación donde aparezca que la aceptamos.

-Es que eso corresponde a otro departamento…no está en mi base, no tengo acceso y no le puedo pasar.

-Pues dígame qué hacemos, no pienso pagar.

-Se lo remito a bajas y ya le llamarán, pero antes de colgar responda a unas preguntas valorando mi atención, que tenga un buen día…." (Siempre contesto a la encuesta porque con lo mal que tratan estas empresas a los clientes ni me imagino de lo que serán capaces con los trabajadores).


Esto solo fue el inicio de decenas de llamadas, esperas, desesperación, mails, llamadas, esperas, más desesperación e impotencia.


Cuando ya estaba resignada a que me pudieran llamar de una de esas empresas de recobros pasé a la segunda fase: Reclamación ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones y ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor, aunque no tenía un número de expediente de reclamación a la compañía, aporté factura, mails y expliqué detalladamente el asunto.


En menos de un mes me contestaron de la OMIC con un reconocimiento de que estábamos al corriente de pago. No me lo podía creer…por estas prácticas las empresas pueden ser sancionadas, así que ¡DENUNCIAD, DEFENDED VUESTROS DERECHOS COMO CONSUMIDORES! No os dejéis llevar por la impotencia.

102 vistas

© 2018 Del Valle Abogados. / Travesía da Coruña nº2-5ºB.  36208, Vigo. / Tel: 986 201 222 

  • Facebook icono social