¡Los inquilinos me han destrozado el piso!

Actualizado: 5 de mar de 2019


Muchas veces hemos escuchado esta frase de nuestros clientes, por lo que apuntaremos unas reflexiones al respecto.


En primer lugar señalar que los arrendamientos de vivienda se rigen por la Ley de Arrendamientos Urbanos, por la voluntad de las partes (contrato) y, supletoriamente, por el Código Civil.


Es fundamental realizar el contrato adecuadamente para evitar problemas futuros, incluyendo por ejemplo una relación de mobiliario y electrodomésticos, y, estableciendo claramente los derechos y deberes de ambas partes en cuanto a la conservación y reparaciones de la vivienda.


Durante el arrendamiento el propietario deberá ser avisado de las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en condiciones de habitabilidad, pudiendo verificar por sí mismo la necesidad de las mismas.


Por otro lado, las pequeñas reparaciones de desgaste del uso ordinario corresponden al inquilino.


La entrega de la fianza servirá para cubrir el importe de los desperfectos cuando el inquilino abandone la vivienda, aunque puede suceder que no sea suficiente para compensar los daños ocasionados. En estos casos es muy recomendable levantar acta notarial del estado de la vivienda a la entrega de llaves, e incluso realizar una valoración pericial que se podrá adjuntar a una demanda civil para reclamar el importe de las reparaciones o sustitución de mobiliario que hubo o que habrá que hacer.


Por supuesto será necesario conservar facturas de todo aquello que se pretenda reclamar.Por último, es importante contar con un buen seguro de hogar para estos casos , el arrendador puede contratar un seguro que cubra tanto el continente como su propio contenido en la vivienda.



17 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

© 2018 Del Valle Abogados. / Travesía da Coruña nº2-5ºB.  36208, Vigo. / Tel: 986 201 222 

  • Facebook icono social